Trucos caseros para tener los pies perfectos este Verano

En Verano,  nuestros pies toman protagonismo y tenemos que cuidarlos tanto o más que en invierno. A todas nos gusta lucirlos con nuestras mejores sandalias de piel, y para ello, es imprescindible tratarlos como a nuestras manos, ya que estarán visibles durante todo el día.

Para fortalecer tus pies, no dudes en hacer rotaciones de tobillo y andar descalzo o de puntillas por casa. Para masajear la zona y mejorar la circulación, utiliza una pelota de goma.

Muchos pueden decir que los pies son la parte más importante del cuerpo humano. Son los que nos sostienen y a la vez, los que nos permiten ir de un lugar a otro. La naturaleza nos ha dotado con unos pies resistentes y fuertes, pero eso no quiere decir que no se resientan. Lo más común es tenerlos agrietados, con callos o con ampollas.

Para poder tener unos pies perfectos, sin durezas o callos, ni talones agrietados, sólo tienes que disponer de un poco de tiempo cada semana. A continuación te vamos a contar unos trucos que sería ideal que pudieras llevarlos a cabo:

  • Semanalmente realiza un baño caliente de pies, con sal gruesa durante media hora. No es un esfuerzo demasiado grande, puedes hacerlo mientras te entretienes viendo la televisión o te estás pintando las uñas de las manos. Esto hará que se vean más relajados y descansados, sobre todo si estás todo el día parada o sentada en tu trabajo.

  • Cada quince días realiza un baño de agua caliente unos minutos e inmediatamente uno de agua fría. Esta combinación hará que mejore la circulación de tus pies. Si al agua le añades unas gotas de limón evitarás tener mal olor.
  • Utiliza la piedra pomez cada vez que puedas. Se trata de un elemento vital para el cuidado de tus pies. Se trata de una roca volcánica de elevada porosidad y baja densidad que la puedes conseguir en cualquier tienda de belleza o en el supermercado. Después de la ducha o un baño caliente raspa delicadamente con esta piedra en las zonas donde se forman las durezas, sobre todo, en los talones.
  • Masajea tus pies cada noche antes de irte a dormir con una crema hidratante o aceite esencial. Esto hará que se relajen y evites las durezas. El masaje tiene que ser un movimientos circulares y un poco de presión.

  • Después de la ducha seca bien tus pies, entre los dedos, para que no se produzcan hongos. Si eres de transpirar mucho, no dudes en usar talco.
  • Utiliza plantillas acolchonadas confort gel (en nuestra página web la mayoría de zapatos tienen plantilla confort gel) no lleves calzado demasiado apretado todos los días. El uso de tacón en exceso tampoco es la mejor alternativa.
  • Corta tus uñas de manera horizontal. Así evitarás que se encarnen o se deformen, debiliten o frene el crecimiento normal. Si vas al salón de belleza a hacerte la pedicura, fíjate bien que los elementos que usan sean de calidad y no estén oxidados, porque pueden causarte infecciones.

TRUCOS CURIOSOS:

  • Los plátanos tienen poderes curativos para tus pies. Sólo debes mezclar dos en la licuadora hasta que se forme una pasta y aplicar en tus talones luego de bañarte. Deja la pasta 10 minutos y retira con agua tibia. Repite este proceso una vez a la semana.

  • Aceite vegetal: tal vez no te guste la sensación al principio, pero debes tener en cuenta que es muy eficaz para los pies resecos o agrietados. Una vez que los lavas y secas bien, introduce tus pies en un recipiente con aceite hidrogenado. Cúbrelos con medias gruesas toda la noche. Eliminará las células muertas. Puedes hacerlo hasta tres veces a la semana.
  • La mezcla de zumo de limón y vaselina es un remedio maravilloso para los pies resecos y con grietas. Después de lavarlos, aplica esta combinación.

Los pies son una zona del cuerpo muy castigada y con frecuencia no los cuidamos lo suficiente hasta que empiezan los dolores. Te aconsejamos que sigas estos consejos y ya verás como notas una paz interior que te dejará lucirlos con total seguridad este verano. Salud es belleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *